Classmate Labs. Tuquito toma el control


Ahora que nos encontramos a meses de dar comienzo a la implementación mas ambiciosa que el estado de Chile haya realizado respecto de acceso a tecnología en el sector educacional, una de nuestras preocupaciones principales ha sido enfatizar la importancia de disponer de software pertinente, basado y cotejado con los planes y programas del Mineduc Chileno.
En el caso de los computadores de 7mo. básico, a partir de equipos preseleccionados serán los niños quienes decidan finalmente cual combinación de computador/programas es la que desean. No es difícil imaginar que tipo de programas buscarán: mensajería instantanea, descargas peer to peer, juegos. En el caso de los computadores educativos para las aulas de los 3ros. básicos el panorama es aún mas incierto. No es suficiente un computador tenga un teclado ergonómicamente preparado para niños y los mismos software de ofimática que usan los adultos para decir que son computadores educativos para niños. Esto es de un simplismo extremo.
Por esto, desde UCPN hemos intentado mostrar posibles usos educativos de distintos software especialmente diseñados para niños. Procesadores de textos con opciones simplificadas y atractivas visualmente, sintetizadores de voz, lecciones audiovisuales de ingles, examenes off-line, etc. Como elemento adicional, estos programas creados para uso de Profesores se pueden modificar y copiar libremente respetando la mención del autor, conocida como licencia open source . Es decir, no significa un encarecimiento de la inversión fiscal sino una contención de costos por el ahorro en pago de licencias de programas propietarios e innecesarios para el grupo etário objetivo.
Agotadas las posibilidades de que sean OLPC´s los computadores usados para 3ro básico, lo mas probable es que la opción sea los equipos classmate de INTEL, o eventualmente los EEE Asus. El tema de fondo, es que sin lugar a dudas se puede tener lo mejor de ambos mundos sin que cueste un peso más. La combinación adecuada de hardware/software es la herramienta con que los Profesores se enfrentarán al doble desafío de alfabetizarse digitalmente al enseñar produciendo en esta praxis un autoaprendizaje alfabetizador mediado por tecnología.



Practica.Trabajando en el Classmate




¿Que fue lo que hicimos?

Sabiendo los buenos ojos con que el Mineduc ha evaluado el Classmate PC, decidimos tomar ese equipo y demostrar con una propuesta concreta que es técnica, financiera, pedagógica y eticamente fáctible utilizar Sugar y sus actividades (de las que hemos hablado en extenso aqui mismo), no solo en equipos OLPC, sino en otros como el citado Classmate I. Por supuesto, si tuviesemos un equipo Classmate de segunda generación podríamos haber explorado adicionalmente la potencialidad de la red mesh en el ecosistema de Sugar y también las actividades colaborativas relacionadas con la cámara.


La implementación que mostramos a continuación se llama Tuquito, y creemos es una de las mas acertadas opciones en esta primera etapa de transición para lograr efectos pedagógico/educativos en los niños tanto como apropiación de la herramienta por parte de los Profesores.
Al iniciar el Classmate con Tuquito instalado, nos ofrece 3 posibilidades de inicio, la básica, la normal y la Sugar. Cada una tiene sus potencialidades y puede ser usada indistintamente de acuerdo al objetivo propuesto por el Profesor.

La opción básica permite acceder a las aplicaciones desde una menu de burbujas emergentes que muestran un icono descriptivo del programa. Es simple y muy intuitiva.


La opción normal permite iniciar el equipo habilitandolo como un escritorio común, con acceso a la abundante lista de aplicaciones tanto educativas como de ofimática desde un menu desplegable. Ver aqui la lista de programas disponibles. Esta opción es ideal pues permite hacer transferencia de cualquier alfabetización previa de Profesores en entornos gráficos de escritorio. Es trivial adaptarse a la navegación por los menues desplegables. Desde aqui se puede acceder programas de interés como navegador web (Firefox), reproductores multimedia de audio y video, asi como procesadores de texto y presentaciones, entre una extensa variedad de posibilidades.



Y la opción Sugar, que nos permite usar las actividades disponibles para este entorno. La lista de actividades compatibles crece cada día, pues es un proyecto en plena evolución. Las sugerencias de los Profesores y usuarios de todo el mundo ha significado la modificación y el lanzamiento de nuevas versiones. Este fenómeno no es raro, por el contrario indica un alto grado de retroalimentación característico del trabajo comunitario. En el modelo Open source no es un problema encontrar un error y no constituye délito publicarlo como en el software propietario, todo lo contrario el autor agradecerá la captura de errores y hará todo lo posible por liberar una versión corregida de su software.


¿Como lo hicimos?

Tomamos contacto con los autores (gracias Mauro Torres) de esta versión personalizada de Linux, quienes nos prestaron una invaluable guia para dejar totalmente funcional nuestro Classmate con Tuquito, este entorno tridimensional (básico, normal, Sugar) que aglutina lo mejor del soft libre en solo 1 giga de espacio.
El siguiente parrafo es medianamente técnico y es absolutamente prescindible. El proceso de eliminar el sistema operativo propietario que traía este computador fue bastante simple, basicamente es descargar un archivo imagen para construir un pen drive de inicio que realiza el proceso de formateo y particionado del disco flash integrado en la unidad. Esto debe realizarse desde un computador Linux installed pues aún cuando el autor señala que se puede hacer desde XP, personalmente no me funcionó a pesar de intentarlo en varios equipos. Desde linux el comando en modo consola fue:
dd if=TuquitoR2-classmatepc.img of=/dev/sd*
Despues de una espera larga (mas de 15 minutos) el pendrive de inicio quedo listo. Hubo que toquetear la BIOS para que se dejara liberar del soft propietario, asignando como disco de booteo la unidad donde grabamos el Tuquito. Conectamos el pendrive, reiniciamos y luego...a esperar.



Despues de un rato, estamos listos. Sacando el pen drive que nos sirvió para trasladar el Tuquito pues ya no lo necesitamos más. Volvemos a dejar como unidad de partida la memoria flash integrada y listo, Tuquito esta instalado.
Una consideración. Este sistema operativo mo es genérico al modo de los CD lives con autodeteccion de hardware, está exclusivamente preparado para ser instalado en equipos Classmate, por lo que los drivers, el manejo de la memoria, etc están optimizados para esta maquina. Significa que es altamente estable, pero no trabajará en otros equipos. Para eso hay otras versiones de Tuquito disponibles.


Nota final.

Como señalaba mas arriba, me parece la etapa que estamos proximos a vivir como País corresponde a una transición forzada por los acontecimientos. Que la compra de estos equipos signifique cambios cualitativos en la Educación pública chilena dependerá fundamentalmente de como los Profesores de Educación general Básica sean capaces de aprovechar las herramientas que la tecnología pone a su disposición. Una distribución como Tuquito pone en manos de cada uno de ellos una cantidad de recursos impensado incluso para Profesores alfabetizados bajo el modelo propietario.
Apropiarse de esta tecnología asociada al soft libre es un imperativo ético generador de una oportunidad donde ganan los Profesores, los alumnos y el Estado no compromete su holgura fiscal venidera amarrando a futuros gobiernos con el pago de licencias por derechos de uso de software no libre.

En preparacion. Otra opción Win/Win.
Ubuntu en el Classmate I. Escritorio + Sugar. Ofimática, Ocio y Educación libre.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Pizarra digital Mimio en Ubuntu 14.04

REnpy. Probando software para creación de historias.